7 mitos sobre el cuidado de la piel

Pharmaskin - 7 mitos sobre el cuidado de la piel

Probablemente tienes una rutina de cuidado de la piel que sigues mañana y noche, pero también es muy probable que esta rutina esté influenciada por aquello que escuchas por ahí o eso que te cuentan tus amigas o familiares. Hoy en Pharmaskin queremos desmentir esos mitos sobre ‘lo que es bueno’ para el cuidado del rostro y no te dejes engañar o influenciar por cosas que no lo son. ¡Sigue leyendo!

  1. No necesitas protector solar si no hace sol
    Probablemente sepas y estés consciente de la importancia de proteger tu piel contra los rayos del sol. Lo que tal vez no sabes es que la radiación solar no solo afecta tu piel cuando hace sol. Cualquier día, a cualquier hora, sin importar si está nublado o si llueve, los rayos UV, UVA, UVB penetran la atmósfera y las nubes para llegar a tu piel y provocar arrugas prematuras, manchas, deterioro y más.Por eso en Pharmaskin te recomendamos usar protector solar todos los días, sin falta; además, usa uno que tenga amplio espectro de protección.No importa si no vas a salir de casa, no importa si el día está gris, no importa si caen relámpagos y truenos ¡Usa bloqueador solar! En unos años tu piel te lo agradecerá.
  2. Tus labios no necesitan protección contra el sol
    ¿Te aplicas bloqueador solar en los labios? La respuesta seguramente es no. Muchas personas olvidan la zona de los labios, así como las orejas, el cuello, las manos y el contorno de los ojos a la hora de proteger la piel de los rayos del sol y se enfocan solo en el rostro.No olvides que la piel de los labios también se quema y también puede sufrir de manchas y de arrugas prematuras. Por eso, te aconsejamos buscar un bálsamo labial que tenga mínimo 15 SPF (factor de protección solar) que los humecte y al mismo tiempo los proteja.
  3. Todavía no necesitas una crema para contorno de ojos
    Las cremas para el contorno de los ojos normalmente se asocian con la edad y con las arrugas, pero la realidad es que nunca es demasiado temprano para comenzar a usar una crema para los ojos, incluso si todavía no hay signos visibles de envejecimiento alrededor de los ojos.La piel alrededor de los ojos es más delgada y delicada que el resto de la cara, por lo que tiende a mostrar signos de envejecimiento primero, que necesitamos prevenir. Por eso, te aconsejamos buscar una crema para el contorno de los ojos acorde con la edad de tu piel y usarla a diario.
  4. No debes usar hidratante si tienes piel grasosa
    “Para qué usar hidratante si mi piel ya es grasosa” o “Di aplico hidratante, se me engrasa más la piel”. Esto es lo que muchas personas piensan sobre hidratar la piel, pero GRAN ERROR. La realidad es que una piel bien hidratada puede producir menos grasa y, por ende, reducir la aparición de acné y espinillas.Factores externos como la contaminación, los rayos UV y la limpieza excesiva pueden dañar la barrera de humedad de la piel grasa. Esta pérdida de humedad puede generar un aumento en la producción de aceite, por eso se necesita una hidrante adecuada para este tipo de piel y de esta forma recuperar la barrera de humedad y no producir exceso de sebo.
  5. No necesitas bloqueador solar si tu maquillaje tiene SPF
    Hoy en día existen polvos y bases de maquillaje que prometen proteger la piel contra los rayos UVA y UVB, sin embargo, no siempre es suficiente. Más del 70% de las mujeres que usan maquillaje con SPF piensan que este es suficiente para estar protegidas contra los rayos del sol, pero la realidad es que el SPF del maquillaje no es el mismo que obtendrías de un protector solar, así tengan el mismo número.Además, el maquillaje fácilmente se cae durante el día, dejando desprotegida contra los rayos del sol. Te recomendamos aplicar un protector solar de al menos 30 SPF debajo de tu maquillaje. Así estarás verdaderamente protegida.
  6. El objetivo es tener una piel super, hiper mega limpia
    Limpiar y exfoliar la piel no es sinónimo de piel saludable, libre de espinillas o acné.  Cuando limpiamos o exfoliamos en exceso, usando jabones fuertes que resecan la piel, estamos destrozando la barrera natural de la piel y termina por hacer exactamente lo contrario al efecto deseado, produciendo exceso de grasa.
  7. Entre más alto sea el SPF, más protección
    Hay tres tipos de rayos ultravioleta (UV): UVA, UVB y UVC. Los rayos UVA penetran la piel muy profundamente, alterando su pigmentación, produciendo un bronceado. Los rayos UVB son los rayos que producen quemaduras solares.Los rayos UVC son absorbidos por la atmósfera y no llegan al suelo.Muchos bloqueadores solares ofrecen protección solamente contra los rayos UVB, por eso es importante que te fijes si el bloqueador que vayas a comprar ofrezca protección contra todos los rayos.

2 comentarios de “7 mitos sobre el cuidado de la piel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *